La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) es la organización que agrupa a la inmensa mayoría de comunidades y organizaciones de esta confesión en el país.

Según el acuerdo suscrito con el Estado desde 1992 como confesión de notorio arraigo, la FCJE  representa oficialmente a las comunidades judías ante las instituciones oficiales nacionales y oficiales .

FCJE forma parte del Congreso Judío Europeo (EJC) y del Congreso Judío Mundial (WJC) . Asimismo, tiene acuerdos con el Comité Judío Americano (AJC) y el Congreso Judío Latinoamericano (CJL).

En la actualidad, la población judía en España está formada aproximadamente por unas 40.000 personas.

Los judíos españoles mantienen instituciones educativas de escuela dominical en todas las comunidades, así como colegios específicos para enseñanza infantil, primaria y secundaria en Madrid, Barcelona y Melilla.

Existen más de 30 sinagogas en el país, algunas con capacidad de hasta 800 personas.

Cementerios judíos existen en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Melilla, Ceuta, Palma de Mallorca, Benidorm y La Línea de la Concepción.

 




 

  

NACIONALIDAD ESPAÑOLA PARA SEFARDÍES

 

INFORMACIÓN ACTUALIZDA AL 6/6

Con fecha del 6 de junio, el Consejo de Ministros ha aprobado un proyecto de ley por el que se modifican los artículos 21 y 23 del Código Civil para facilitar y establecer criterios objetivos para la concesión de nacionalidad por carta de naturaleza a los ciudadanos sefardíes que lo soliciten. La reforma permitirá la doble nacionalidad, es decir, que los nuevos españoles conserven también la nacionalidad de sus países de origen.

Mediante este proyecto de ley se establecen unos criterios objetivos para acreditar esas circunstancias excepcionales que concurren de por sí en los sefardíes.

 

El proyecto tiene que pasar ahora el trámite parlamentario para su aprobación definitiva.

Posiblemente hacia fines de 2014, y no entrará en vigor hasta 6 meses después de su publicación el Boletín Oficial.

 Aún no se puede comenzar a tramitar los expedientes.

 

Según texto aprobado por el Consejo de Ministros la condición de sefardí se podrá acreditar por varios medios:

· Certificado de la Federación de Comunidades Judías de España, del presidente de la comunidad judía donde resida o de la autoridad rabínica correspondiente.

* Por el idioma familiar, la partida de nacimiento o el certificado matrimonial según las tradiciones de Castilla

* La inclusión del peticionario o su ascendencia en las listas de familias sefardíes protegidas por España a que hace referencia el Decreto-ley de 29 de diciembre de 1948 y el Real Decreto de 20 de diciembre de 1924.

* Consanguinidad del solicitante con una persona incluida en esas listas

* Realización de estudios de historia y cultura españolas, así como actividades benéficas a favor de personas o instituciones española.

* La especial vinculación con España exigirá la superación de una prueba de evaluación de la lengua y cultura española del Instituto Cervantes. Estarán excluidos los solicitantes que procedan de países donde el español sea idioma oficial.

* Los apellidos pertenecientes al linaje sefardí se valorarán como elemento adicional.

* Se podrá aportar cualquier otra circunstancia que pruebe la condición de sefardí originario de España.

 

Como se presentará la solicitud:

La solicitud se presentará en castellano en la plataforma electrónicaque se habilitará para ello y a través de la que el interesado deberá abonar una tasa. (75 €- setenta y cinco euros)

El proyecto de ley aprobado hoy para facilitar la nacionalidad de ciudadanos sefardíes establece que la Dirección General de los Registros y del Notariado comunicará las solicitudes que reciba al Consejo General del Notariado para que el interesado pueda concertar cita y hora para comparecer ante un notario, al que entregará toda la documentación que considera que acredita su condición de sefardí, así como los antecedentes penales.

El notario remitirá una copia electrónica del acta que levante a la Dirección General de los Registros, que será quien decidirá si concede o deniega la nacionalidad solicitada. Cuando la resolución sea afirmativa, los interesados dispondrán de un año para notificársela al Registro Civil que corresponda por domicilio y solicitar su inscripción. 

La concesión de la nacionalidad deberá ser inscrita en el Registro Civil en el plazo de un año

 

Cuáles son los Plazos ?

Las personas que deseen solicitar la nacionalidad española por su condición de sefardí deberán formalizar su solicitud en un plazo no superior a los tres años desde la entrada en vigor de la ley. Podrá ser prorrogado hasta un año más si así lo determina un acuerdo del Consejo de Ministros.

 

Que debo hacer si ya he presentado mi solicitud ?

El texto incluye que los sefardíes que hubieran solicitado la nacionalidad española con anterioridad a esta reforma legislativa y aún no se hubiera resuelto el expediente deberán continuar tramitándolo según el procedimiento previsto en esta ley.

 

 

 

-----------------------------------

Citizenship plan for Sephardi Jews

On June 6, Spain´s Cabinet has approved a law amending Articles 21 and 23 of the Civil Code.  This will allow descendants of Spanish Jews the right to dual citizenship. Applicants will have to take a Spanish culture test in addition to having their ancient ties to the nation vetted by experts.

The project must now pass before Parliament for final approval.

This will take a few month. Possibly by the end of 2014, and will not take effect until six months after its publication in the Official Gazette.

Sephardic Jews who want to apply must have their heritage checked by the Spanish Federation of Jewish Communities or by rabbis where they live.

The culture test will be developed by the Cervantes Institute, which promotes Spanish language and culture abroad.

 

 

 
Certificación Kosher

¿Qué es la certificación Kosher ?

¿Cómo obtenerla ?

 

Tel : 900 101 951 (solo empresas interesadas/ ONLY FOR KOSHER CERTIFICATE)

 

email: kosher@fcje.org

Informe Anual


Informe Anual sobre Antisemitismo en España

proximamente Informe 2012.